Página de Archivos

Con el adulterio se pierde tu alma y tu ministerio.

¿Cuántos de ustedes se dedican al ministerio de tiempo completo? Quizás haya quienes tienen planes de ser predicadores, de ser maestros en la congr

0 comments Lorenzo Luévano