Mantengamos buen ánimo.

Tras la muerte de Moisés, el pueblo de Israel tuvo muchas razones para perder el ánimo. Había mucho camino para recorrer, peligrosos y fuertes enemigos había por delante. No obstante, no era tiempo para desanimarse en la gran obra de conquistar la tierra. Para nosotros hay varios lecciones que serán de mucha utilidad para nuestro peregrinar como cristianos.

Mantengamos buen ánimo (1)

 

Mantengamos buen ánimo (2)

 

Mantengamos buen ánimo (3)

 

Mantengamos buen ánimo (4)

Leave a Reply

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *