Página de Archivos

Una cosa sé.

Hay muchas cosas que podemos saber. Podemos saber muchas cosas acerca de la Biblia, sobre la conversión, sobre el nuevo nacimiento, pero si no se viv

0 comments Lorenzo Luévano

Perseverando a través de las presiones.

Hay momentos en la vida que ya no tenemos esperanza. Creemos que todo se ha terminado para nosotros. La pérdida de un ser querido, la ruina total, o

0 comments Lorenzo Luévano

¿A cuál reino pertenece usted?

Muchas personas han sido libradas de la potestad de las tinieblas, y ahora están en el reino de Dios. No obstante, muchas todavía siguen bajo el dom

0 comments Lorenzo Luévano

Adversarios en la mente de Dios.

Ananías y Safira, a pesar de haber gozado de la comunión del Señor y de los santos, tomaron una mala decisión que les costó la vida. Es muy impor

0 comments Lorenzo Luévano

Jesucristo es el Señor.

¿Qué implica para mi vida, el hecho de que Jesucristo sea el Señor? Nuestra voluntad, nuestros bienes y nuestro tiempo deben estar rendidos complet

0 comments Lorenzo Luévano

Cornelio y los hermanos de Jope.

Todo cristiano debe tener cuidado con sus escrúpulos, sobre todo cuando se oponen a la obra de Dios, o a la misión nuestra de alcanzar almas para el

0 comments Lorenzo Luévano

Cornelio y su vida religiosa.

Aunque una vida religiosa no es garantía para ser cristiano, una vida que piadosamente busque hacer la voluntad de Dios, es de mucho valor para que,

0 comments Lorenzo Luévano

Cornelio y su fe contagiosa.

Nuestra fe no debe estar escondida en nuestro corazón. Familiares, amigos y conocidos deben saber de ella. Deben tener la oportunidad de escuchar las

0 comments Lorenzo Luévano

Cornelio, el centurión romano.

La historia de un hombre puede estar plagada de una gran variedad de eventos de todo tipo. Pueden ser tristes, alegres, dramáticos y sumamente import

0 comments Lorenzo Luévano

Perseverando en la predicación del evangelio.

Existen muchos motivos para desanimarse en la predicación. No obstante, también existen muy buenas razones para seguir predicando con diligencia. ¿

0 comments Lorenzo Luévano