l_luevano@hotmail.com

l_luevano@hotmail.com

Etiquetas

Más usadas

Necesitamos una perspectiva bíblica.

El relativismo ha sido el culpable por arrastrar a muchos creyentes a negar la existencia y la realidad de la verdad objetiva. Se dice que cada quien

0 comentarios Lorenzo Luévano

La sangre.

Hay tres características de la sangre que debemos conocer, sobre todo cuando estamos pensando en el sacrificio que hizo Jesucristo en la cruz del cal

2 comentarios Lorenzo Luévano

¿Carnales o espirituales?

El apóstol Juan, con su acostumbrado lenguaje directo, y para muchos duro, nos presenta diversas señales que fácilmente podemos identificar para sa

1 comentarios Lorenzo Luévano

¿Cómo lograr la paz en nuestra vida?

En la palabra de Dios podemos encontrar el conjunto de ingredientes necesarios, y los pasos a seguir, para lograr la paz en nuestra vida. El mundo cad

0 comentarios Lorenzo Luévano

¿Qué haces aquí?

Elías está escondido. ¿Ese es el lugar donde Dios lo quiere? ¿Y qué hay de nosotros? ¿Dónde estamos? ¿Estamos en el lugar que Dios nos quiere?

1 comentarios Lorenzo Luévano

Un evangelio diferente.

Solo existe un evangelio; no obstante, hoy en día existen una gran variedad que están provocando un terrible caos religioso. ¿Está usted confundid

0 comentarios Lorenzo Luévano

“Que habléis todos una misma cosa”

Las divisiones y conflictos en la iglesia local, se debe precisamente a la diferencia de criterios, no solo en asuntos de opinión, sino también en c

0 comentarios Lorenzo Luévano

¿Basta con el corazón?

¿Basta con el corazón? Muchas personas sinceras creen que sin hacen algo para el Señor, él lo aceptará con tal que lo hagan de todo corazón, sin

0 comentarios Lorenzo Luévano

¿En qué día tomar la cena del Señor?

Entre semana, cada año, cada mes, ¿en qué día, según la Biblia, los cristianos participan de la cena del Señor? No son pocos los que ignoran el

2 comentarios Lorenzo Luévano

¿Cómo estar seguros de la salvación?

En el mundo todo es incierto; y el hombre no puede estar seguro de nada. Todo es efímero y pasajero. Pero, ¿qué hay de la salvación? ¿Podemos est

0 comentarios Lorenzo Luévano