C

"La verdad no cambia

debido a ubicación o tiempo"

¿Cambió la verdad de la Atalaya?

Por Lorenzo Luévano Salas

 

 

   
         
   

 

Introducción

Una de las cosas más reveladoras sobre las pretensiones sectarias de la Sociedad Atalaya, fuente de alimento de todo testigo de Jehová, es aquella que tiene que ver con la idea de que la misma es la fuente de revelación por la cual los seguidores de Carlos Russell reciben la "voluntad de Dios".

En la Atalaya del 1 de Septiembre de 1972, en la página 517, leemos lo siguiente:

 

"...¿Tiene Jehová un profeta...? Estas preguntas pueden contestarse afirmativamente. ¿Quién es ese profeta?... Este profeta no era un solo hombre, sino que era un cuerpo de hombres y mujeres. Era el grupito de seguidores de los pasos de Jesucristo, que se conocían en ese tiempo como Estudiantes Internacionales de la Biblia. Hoy se les conoce como testigos cristianos de Jehová..."

 

En la Atalaya del 1 de Noviembre de 1931, en la página 327, nuevamente vuelven a afirmar que la Sociedad Atalaya publica libros y revistas inspirados, en los cuales, dicen, no se encontrará jamás opinión humana.

 

"...La Torre del Vigía no es el instrumento de cualquier hombre o grupo de hombres, ni se publica según los antojos de los hombres. La opinión de ningún hombre se expresa en La Torre del Vigía. Dios es el que alimenta a su propio pueblo...". 

 

Sus pretensiones no paran ahí, pues incluso afirman que tal obra de publicación se lleva a cabo con la colaboración de ángeles.

 

"...Puede que usted sepa que después de 1919 el resto ungido se ocupó en la obra de predicar en cooperación con los ángeles..."  

La Atalaya del 15 de junio de 1992, Pág. 21.

 

Estas declaraciones no pueden ser mal entendidas, ni mucho menos negadas. La Sociedad Atalaya reclama ser el profeta que Dios usa en estos días para comunicar su voluntad.

Sin embargo, ¿alguna vez ha leído usted lo que han escrito los profetas en la Biblia? Las palabras de tales profetas han pasado a través de la historia sin contradicciones, y mucho menos sin omisiones, arreglos o modificaciones. Pronunciaron una vez sus profecías, las escribieron, y siguen exactamente igual como fueron dichas por sus bocas. ¿Sucede así con lo que ha dicho la Sociedad Atalaya? Como veremos, las declaraciones hechas por la Sociedad Atalaya, no solamente han sido maquilladas a través del tiempo, sino drásticamente cambiadas, tanto que constituyen un conjunto de vergonzosas contradicciones para quienes afirman ser el profeta de Dios en la tierra.

 

¿Se eligió a Matías por voluntad divina?

La primera de las varias contradicciones de la Sociedad Atalaya que mostraré, tiene que ver con el suceso donde los once apóstoles escogen al sucesor de Judas. Esta narración la encontramos en Hechos 1:15-26.

A continuación leeremos lo que dijera la Sociedad Atalaya, el supuesto profeta de Dios para la actualidad, con respecto a este evento en la vida de los apóstoles de Cristo.

 

"...Los once procedieron sin entendimiento cabal cuando a instigación de Pedro pensaron escoger a un sucesor de Judas..."

Atalaya, 1 enero de 1958, Pág. 8.

 

Es evidente que la Sociedad Atalaya afirma que los apóstoles, guiados por Pedro, actuaron sin la voluntad de Dios al escoger un sucesor para Judas, el cual Dios no había escogido. Pero muy independientemente de lo errónea de tal afirmación, pues tal idea es falsa a la luz de la Biblia, he aquí lo que enseñan en la actualidad.

 

"...Dios evidentemente obró en armonía con la oración de los discípulos congregados. De acuerdo con eso la suerte indicó que Jehová había escogido a Matías..."

Atalaya, 1 octubre de 1971.

 

¿Cuándo dijeron la verdad? ¿En 1958 o en 1971? ¿Imagina a Isaías, Jeremías u otro de los profetas diciendo en un tiempo una cosa, y luego afirmar otra contraria años después? ¡La Biblia no sería digna de confianza! ¿Qué diremos de la Sociedad Atalaya? ¡No es digna de confianza! En uno de sus libros, el que lleva por título, "Cosas en las cuales es imposible que Dios mienta", en la página 22, dice, "...La verdad no se contradice a sí misma... No cambia debido a ubicación o tiempo...", ¡Pero la supuesta verdad que predica la Sociedad Atalaya sí cambió! Luego, ¡nunca han tenido la verdad! Al menos, no la verdad de Dios.

 

¿Quién es, pues, el "Esclavo fiel y discreto"?

Una de las cualidades que tienen los testigos de Jehová, la cual ha sido sumamente alimentada por las publicaciones de la Atalaya, es que suelen presentar definiciones bastantes descabelladas de muchos textos de la Biblia, y precisamente esta contradicción que estaremos presentando muestra, por confesión de ellos mismos, que la Sociedad Atalaya, desde su fundación, y aún cuando presuman de ser la voz de Dios en la tierra, publican verdaderas extravagancias teológicas.

¿Quién es el "esclavo fiel y discreto" de Mateo 24:45? En la Atalaya del 15 de junio de 1985, en la página 10, se nos dice que el "esclavo fiel y discreto" no es otra cosa sino la Sociedad Atalaya.

 

"...El abundante y apetitoso alimento espiritual que "el esclavo fiel y discreto" sirve con regularidad y "a su debido tiempo" debe movernos a todos, en muestra de aprecio, a aprovechar plenamente las cosas buenas que se proveen... Debemos desarrollar buenos hábitos de "alimentación" espiritual al apartar suficiente tiempo para leer y estudiar toda la excelente información que se publica en los libros y las revistas de la Sociedad Watch Tower..."

 

Sin embargo, en otra de sus publicaciones se dice que "el esclavo fiel y discreto" en realidad no es un hombre, ni tampoco una organización como la Watch Tower (Sociedad Atalaya).

 

"...¿Quién, pues, es este "siervo fiel y prudente" o "esclavo fiel y discreto"? El "siervo" no es cierto hombre. Tampoco es la Sociedad Watch Tower..."

De Paraíso Perdido a Paraíso Recobrado, Pág. 193

 

Esta evidente contradicción no es nada nueva en las publicaciones de la Sociedad Atalaya, pues desde sus inicios ya mostraba errores en cuando a explicar la identidad del "esclavo fiel y discreto".

 

"...El "esclavo" de la ilustración no tiene que prefigurar necesariamente a una persona en particular que reciba tal privilegio..."

Perspicacia para comprender las Escrituras, Pág. 833

 

Entonces, aunque nos habían dicho que era la Sociedad Atalaya, luego que no, que no era la Sociedad Atalaya, ni tampoco un hombre en particular, ¿quién es, pues, el "esclavo fiel y discreto"? Si usted preguntara a los antepasados de los testigos de Jehová, le diría que se trata de Carlos Taze Russell.

 

"...En julio de 1917 se publicó en ingles el libro "The Finished Mistery" (El Misterio Terminado)... Este libro habla de C. T Russell como "el siervo fiel y prudente" predicho en Mateo 24:45-47..."

Entonces queda terminado el misterio de Dios, Pág. 119

 

¿Qué es lo que indican todas estas declaraciones contradictorias? Que la Sociedad Atalaya, afirmando ser el vocero de Dios en la tierra, presenta un mensaje cambiante a través del tiempo. Si usted creyera en lo que dice tal organización, y si Dios le permitiera vivir mucho tiempo, tendría que estar cambiando constantemente sus convicciones, teniendo que vivir siempre con la pregunta, "A qué debo prestar atención y creer, ¿a lo que enseñan hoy o a lo que enseñarán mañana?" ¡Qué locura!

 

¿En dónde fueron reunidos?

Una de las evidencias que existen para mostrar la autenticidad de la Biblia, es que fue escrita alrededor de 1500 años por más de 40 hombres en diferentes épocas y con grandes diferencias sociales, pero esta no se contradice en su contenido. Si con estas dificultades no encontramos contradicción alguna, la Biblia es pues la Palabra de Dios.

No sucede así con el "alimento" que la Sociedad Atalaya sirve a sus testigos, pues tales "provisiones divinas", además de no conformarse con la Palabra de Dios, tienen evidentes muestras de la falsedad de su contenido.

En esta contradicción no estaremos comparando libro con libro, ni libro con revista, sino que dentro del mismo libro podremos leer la descabellada explicación de la Sociedad Atalaya.

"...Salomón fue tipo de Cristo Jesús, el edificador del antitípico o real templo de Dios, la edificación del cual comenzó en 1918; y los siete años y medio después de esa fecha, es decir, en 1925, corresponden a la terminación del templo..."

Salvación, Pág. 138

Como vemos, este libro nos habla de un "templo" espiritual, que según la Sociedad, Cristo mismo construyó en siete años y medio, es decir, el periodo que abarca de 1918 hasta 1925.  Luego, en el mismo libro, pero en la página 198, dicen:

 

"...1918, tiempo en que el Señor vino al templo y congregó a los fieles en él..."

Salvación, Pág. 198

 

¿Lo ve? ¿A qué "templo" vino Cristo, si este aún no estaba construido en 1918? Según la Sociedad, Cristo "congregó a los fieles" en su templo, ¡antes de hacer el templo!

 

 

¿Cuándo será el mundo un lugar peligroso para vivir?

Otra de las cualidades de los testigos de Jehová, la cual es evidentemente alimentada por la Sociedad, tiene que ver con la maldad en el mundo. Ellos constantemente nos quieren convencer de que, con ciertas fechas que ellos consideran importantes, la maldad va en aumento, lo cual sería una confirmación para que su sistema profético de fechas sea válido.

En el libro "La verdad que lleva a vida eterna", en la página 9, edición de 1968, la Sociedad Atalaya cita las palabras de un tal Dean Acheson, con el fin de probar que la humanidad se está acercando a un cambio de alcance mundial, lo cual es usado para resaltar la importancia de las fechas en sus profecías.

 

"...Sé suficiente de lo que está pasando para asegurarles que, quince años desde hoy, este mundo va a ser demasiado peligroso para vivir en él..."

 

 Ellos afirman que estas palabras fueron citadas textualmente de la revista Newsweek, del 09 de octubre de 1967, página 21. Sin embargo, en la edición de 1981, como por arte de magia, las palabras dichas por Dean Acheson, publicadas por el Newsweek, cambiaron.

 

"...Basándose en lo que sabía que estaba pasando entonces en el mundo, concluyó que pronto "este mundo va a ser demasiado peligroso para vivir en él"..."

 

¿Qué le parece? De una manera por demás vergonzosa, la Sociedad Atalaya tuerce las palabras citadas de Dean Acheson para ajustar todo a su conveniencia. [Vea la evidencia en formato PDF]

 

¿Cuántos años tenía Russell cuando supo de la "verdad"?

Las contradicciones de la Sociedad Atalaya no se limitan solamente a cuestiones doctrinales, sino aún a puntos de carácter histórico. Lo irónico es que tal contradicción se trata de puntos que tienen que ver con la misma historia de los testigos de Jehová.

 

"...Es aproximadamente el año 1870, y el lugar es la ciudad de Allegheny, Pensilvania. Allegheny, que después llegó a ser parte de Pittsburgo, es una ciudad de muchas iglesias. Cierta noche un joven de dieciocho años transita por una de las calles de Allegheny..."

Anuario, Pág. 34. 1975

 

En este "anuario" se nos dice que Russell tenía dieciocho años, lo cual ocurrió en 1870. Pero en la siguiente publicación se nos dice algo totalmente distinto.

 

"...Una noche de 1869, mientras aún buscaba la verdad, sucedió algo que restableció su fe vacilante..."

Proclamadores del Reino de Dios, Pág. 45.

 

Por otro lado, en la obra "Los testigos de Jehová en el propósito divino", página 14, citando palabras de Russell y publicadas en la Atalaya del 1 de junio de 1916, página 170, se dice que todo ocurrió en el año de 1968.  ¿Cuándo, pues, ocurrió todo?

 

¿Hay un solo Arcángel?

Todavía recuerdo la cara de asombro que hizo un simpatizante de los testigos de Jehová, cuando le dije que la Sociedad Atalaya enseña que Jesucristo es el arcángel Miguel. No lo podía creer, así que tuve que mostrarle con la misma literatura de la Sociedad, que, efectivamente, tal idea es otro de los muchos pensamientos heréticos de la Sociedad.  Lo interesante de este punto, es que con el afán de probar que Jesús y Miguel son la misma persona, intentan probar que solamente existe un solo arcángel.

 

"...Es interesante que la expresión "arcángel" nunca se encuentra en plural en las Escrituras, lo cual sugiere que hay uno solo..."

Razonamiento a partir de las Escrituras, Pág. 215

 

No obstante, y pese a este argumento de la Sociedad Atalaya, la idea de que el arcángel Miguel es único se viene a los suelos en el mismo libro que hemos citado de la Sociedad Atalaya.

 

"...A la gloriosa persona celestial que lleva tal nombre [Miguel] se le llama `Uno de los principales príncipes´..."

Razonamiento a partir de las Escrituras, Pág. 215

 

Como vemos, el arcángel Miguel no es único, sino que es "uno de los", lo cual indica que no hay un solo arcángel. ¡Que contrariedad! Su doctrina sobre Miguel se viene a los suelos.

 

 

 

Los 6000 años de historia humana, ¿cuándo se completaron?

 

Siguiendo con los números, la Sociedad Atalaya vuelve a contradecirse a sí misma, pues en una de sus publicaciones afirma que en 1874 se completaron 6000 años desde la creación, pero en otro de sus libros presenta otra fecha.

 

 

"...En este capítulo presentamos la evidencia Bíblica indicando que los seis mil años desde la creación de Adán se completaron en el 1874 D.C..."  

El tiempo se ha acercado, Pág. 33. Ed. 1913.

 

 

Esto que hemos leído en "El tiempo se ha acercado", vamos a compararlo con la revista Atalaya, pues aunque es verdad que se trata de diferentes publicaciones, ambas vienen de la misma Sociedad Atalaya.

 

 

"...Es interesante que, el otoño del año 1975 marca el fin de 6,000 años de existencia humana”. Esto se determina por la cronología confiable que está conservada en la Biblia misma..."

Atalaya, 15 septiembre de 1967, Pág. 550.

 

¿Cuándo fue, entonces? ¿En 1874 o 1975? ¿Cuál de los dos libros se equivoca, El tiempo se ha acercado o la Atalaya? ¿Es consistente esto con la afirmación de que tales palabras fueron dichas por el canal que Dios usa para trasmitir su voluntad? Usted juzgue a la luz de las evidencias.

 

 

¿Son profetas o no?

Ya hemos leído al principio de este artículo, que la Sociedad Atalaya afirma ser el profeta que Dios usa en la actualidad para comunicar su voluntad.  De hecho, la Sociedad Atalaya afirma ser el "conducto" que Jesús usa para "revelar" lo que una profecía significa, afirmando que esto lo lleva a cabo por medio de la literatura que la Sociedad publica regularmente. He aquí sus palabras:

 

 

"...Dios tiene un conducto para dar alimento espiritual a sus esclavos hoy. En su gran profecía acerca de la conclusión del sistema de cosas Jesús dijo que la parte terrestre de este conducto es "el esclavo fiel y discreto"... Jesús emplea a este grupo... para revelar el significado de la profecía..."

Apocalipsis, se acerca su magnífica culminación, Pág. 16.

"...El abundante y apetitoso alimento espiritual que "el esclavo fiel y discreto" sirve con regularidad [son] los libros y revistas de la Sociedad Watch Tower..."

Atalaya, 15 de junio de 1985, Pág. 19

 

Sin embargo, y a pesar de lo que han dicho sobre sí mismos, la misma Sociedad niega que ellos sean profetas.

 

 

"...Los Testigos de Jehová no afirman que son profetas inspirados..."

Razonamiento a partir de las Escrituras, Pág. 160

 

¿No habían dicho que eran el "conducto" que Dios escogió para revelar su voluntad? ¿No eso lo que hace un profeta inspirado? Ahora dicen que no, que ellos no son "profetas inspirados", luego, ¿qué soy? ¿qué autoridad tienen sus publicaciones ante esta última declaración?

 

Conclusión

¿Qué es lo que hemos demostrado? Que la Sociedad Atalaya no tiene la verdad, ni la predica, ni la publica en su literatura, pues, a diferencia de lo que han publicado, "...la verdad no se contradice a sí misma... No cambia debido a ubicación o tiempo... La verdad perdura, persiste porque es genuina..." (Cosas en las cuales es imposible que Dios mienta, Pág. 22).

Lo que han mostrado, es una actitud engañosa al afirmar por un lado que hablan por Dios, y luego por otro decir que no es así, con el único afán de poder justificar sus más que evidentes contradicciones. Recuerde, "...la religión que enseña mentiras no puede ser la verdadera..." (Atalaya, 1 de diciembre de 1991, Pág. 7).

Ellos le seguirán visitando en su casa, y le tratarán de convencer que son cristianos, "...Pero las creencias de los que se consideran a sí mismos cristianos son contradictorias..." (Atalaya, 1 de octubre de 1991, Pág. 20), y por consiguiente falsas.

No se deje engañar de las contradicciones de la Sociedad Atalaya, las cuales no solamente le pueden costar la vida, sino también la salvación de su alma.

"...Al saber estas cosas ¿qué hará usted? Es obvio que el Dios verdadero, el mismo que es "el Dios de verdad" y que odia las mentiras, no mirará con favor a personas que se apegan a organizaciones que enseñan falsedad..."

 

¿Es esta vida todo cuando hay?

Página 46, edición de 1974