Atendiendo otro razonamiento errado de Carlos Camacho por Lorenzo Luévano

Atendiendo un segundo razonamiento errado de Carlos Camacho

****************************

MÁS CONTENIDO SOBRE EL TEMA

****************************

Carlos Camacho, de manera deshonesta, ha publicado en un grupo de facebook, difamaciones en contra de mi persona, diciendo cosas que yo no afirmo. Él dice que yo y otros hermanos, "enseñan que es pecado cocinar en el local de la iglesia y comer allí" y "Se ve que para ellos la comunión, el promover el amor mediante el comer juntos con alegría y sencillez de corazón no es parte de la obra de Dios" Estas dos cosas son falsas.

 

Sobre este tema, esto es lo que yo creo: “El local de reunión no es para celebrar comidas, es para la obra de la iglesia. Sin embargo, existen circunstancia accidentales que así lo requieren, por ejemplo, hermanos que viven lejos y no pueden regresar a su casa, porque no tienen auto, o porque nadie los invitó, etc., tienen que comer. Si varios hermanos, bajo tales circunstancias accidentales así comen, no es pecado. Pero, eso es muy diferente a usar el local para comidas... Si ese lugar de reunión es para la obra de la iglesia, comprado así por la colecta y darle uso para eventos sociales, es pecado. Si ese local es rentado con la colecta para celebrar asambleas y también rentado con el dinero de los individuos para evento social, no es pecado.... Todo depende de las circunstancias. Si por "local" se refiere a uno que pertenezca a un individuo, y la iglesia celebra allí sus asambleas, no es pecado que después de la asamblea coman allí. Etc., etc., etc.,”  Pero, ¿qué tiene que ver este tema, con el asunto de si el "uso de instrumentos musicales en la alabanza es asunto de opinión"? Como usted puede darse cuenta, no tiene que ver nada. Pero, hasta allá fue a dar nuestro hermano, para desviar la atención sobre la refutación mía sobre el tema en controversia de los instrumentos musicales.

 

¿Cuál es mi criterio para aceptar una cosa como asunto de "opinión"?

Yo acepto que determinada práctica “es de opinión”, solamente cuando no existen elementos externos al sujeto que le lleven a esa práctica. Sean estos elementos los mandamientos, los ejemplos o las implicaciones. Por eso evito hacer juicios “absolutos y generales que no admitan excepciones”, como por ejemplo: “El uso de instrumentos musicales en la alabanza es un asunto de opinión”. Este juicio describe una práctica con una propiedad que debe estar presente cada vez que el hecho sucede. Dado que siempre y cada vez que sucede el hecho, no fue una práctica netamente subjetiva (Ni en el templo, ni en los salmos, ni en el Nuevo Testamento), sino que el o los sujetos actuaron por mandamiento, entonces el hecho perdió su propiedad, en otras palabras, dejó de ser lo que se afirma, “opinión”.  El Nuevo Testamento manda un instrumento para cantar alabanzas a Dios, "el corazón" (Efesios 5:19).